viernes, 12 de septiembre de 2014

La ética cristiana al servicio del orden de la casa y de la vida.



Tengo que admitirlo.
Estoy en una etapa de caos total.
Ser desordenado, ser gordo, ser drogadicto: enfermedades para las que no hay un único tratamiento, enfermedades contra las que se lucha para siempre.
Había encontrado todo este tiempo un método bastante efectivo: hacer la limpieza general de noche, los miércoles. Terminaba de cenar, empezaba lavando los platos, seguía por la cocina, y cuando me quería acordar, las 2 am me agarraban fregando en el baño de arriba.
Al otro día iba cansada al trabajo, pero sabía que al regresar mi casa estaba IMPOLUTA y podía dedicarme a descansar.

Ahora bien. Como siempre, el diablo metió la cola: tuve que realizar un super viaje con el club a Charata, provincia del Chaco, (fuimos a bailar en los festejos del centenario de esa ciudad). Las 15 horas de ida y 15 horas de vuelta en micro, en menos de 3 días, me dejaron de cama literalmente. Toda esta semana, cada vez que volví a mi casa me tuve que acostar ni bien terminé de comer porque, en serio, nunca no me estoy muriendo de sueño.
Es así que volvimos a foja cero y mi casa es un gran cuarto adolescente con ropa en el piso, migas en las costuras del sillón, vasos con gaseosa en la mesa, etc.

En medio de mi desesperación, me encontré con esta página llamada "A virtuous woman", donde una especie de esposa ideal, fanática religiosa, ortodoxa, (no manda a sus hijos a la escuela, cocina todo homemade, etc.) propone un desafío de 15 semanas "que cambiarán tu vida", donde entre llamados a honrar las decisiones de tu marido y ahogar tus propios deseos, te enseña a organizar el hogar, te inspira a levantarte y a acostarte tempranísimo,  a rezar, a cocinar, a rezar, a lavar tus alfombras, a rezar, y así.

Una muestra del tono ideológico de los posts:

"Submission does mean you do not complain about the decisions he makes. If you have a different opinion, you are free to voice it in a loving and calm way. However, if you husband does not agree, you need to leave it be – even if it means he has to learn the hard way!" 

Pueden ver el post completo acá.

Estoy en un nivel tal de quilombo, que estoy a punto de comenzar a seguir el day by day.
Más que técnicas por separado, esto es, como toda prédica, un sistema de vida.
Perdón a las feministas, pero hoy por hoy el desorden me lastima más que el machismo así que procederé a hacer subir este tópico en Google Trends. <3